Tratamiento de Canales

Especialistas en: Rehabilitación Oral, Implantes dentales, Odontología Estética, Ortodoncia, Ortopedia Maxilofacial, Periodoncia e Implantes dentales, y Endodoncia o tratamiento de canales.

Endodoncia o Tratamiento de canales radiculares

La endodoncia, comúnmente conocida como "Tratamiento de Canales", es un procedimiento dental que trata una infección en el centro del diente (sistema de canales radiculares). La infección es causada por las mismas bacterias que viven en la boca y que invaden el centro del diente cuando: Una caries invade el nervio o pulpa dental, Un relleno o corona está mal ajustada, La pulpa o nervio dental, se ve afectado por trauma (una caída, rechinamiento de dientes)

Estructura dental

El diente está formado por dos estructuras: La corona: es la parte del diente visible en la boca. La raíz o races: se extienden en el hueso del maxilar o la mandíbula, manteniendo al diente en su posición. Estos están compuestos de las siguientes estructuras: Pulpa dental o Nervio: es un tejido blando que está ubicado en el centre del diente. Esmalte: es la capa superficial extremadamente dura que cubre al diente. Dentina: es el material blando que le da soporte al esmalte, y forma la mayor parte del diente. Cemento: es un material rígido que recubre la superficie externa de la raíz dental. El sistema de canales radiculares contiene la pulpa o nervio dental y se extiende desde la corona del diente hasta el final de la raíz. Un diente puede tener uno (incisivo superior) o varios canales radiculares (molares posteriores).

Infección

El nervio o pulpa dental, está hecho de tejido blando que incluye nervios y vasos sanguíneos. El inicio irreversible de la muerte del nervio, es cuando las bacterias infectan la pulpa. Luego de esto, la cantidad de bacterias se aumenta exponencialmente. Las bacterias y sus toxinas, eventualmente pasarán más allá del diente a través del forámen (agujero) por donde ingresaban los vasos sanguíneos y los nervios que componían la pulpa dental. Éste proceso continúa indefinidamente, ya que no existe medicamento que evite el paso de las bacterias al canal radicular, esto causa que los tejidos que rodean al diente, (periodonto, ligamento, encía) se inflamen y/o sangren. Esto puede causar muchísimo dolor y en casos muy graves una gran inflamación en la cara del paciente (absceso dental). Acá puedes aprender cuando deberá realizarse un tratamiento de canales: http://www.youtube.com/watch?v=5U2XKfoSOwI

El procedimiento

Para tratar una infección en el tratamiento de canales, las bacterias deberán ser removidas. Esto puede realizarse, de la siguiente forma:
  • Realizar un tratamiento de canales radiculares, cuyo objetivo principal es el de salvar el diente. Durante este tratamiento se removerán la mayoría de bacterias tanto de forma mecánica, como de forma química.
  • Extracción del diente (no recomendable)
Para que un tratamiento de canales radiculares, esté concluído de forma exitosa, deberán removerse la mayoría de las colonias de bacterias y los canales radiculares deberá estar obturados con un material plástico. Otro requisito indispensable para que este tratamiento sea exitoso a largo plazo es que, antes de un mes el tratamiento esté sellado con una restauración definitiva, como una restauración blanca o una corona. En la mayoría de los casos, el tejido inflamado que rodea al diente sanará sólo y sin complicaciones. El tratamiento de canales radiculares no deberá ser extremadamente doloroso, ya que se aplica un anestésico local, y normalmente el tiempo en el que se realiza corresponde al de realizar una restauración o relleno blanco. Aproximadamente del 100% casos, 95% de los dientes sobrevivirá más allá de los 10 años, siempre y cuando la restauración esté correctamente realizada.

Cuidado post-tratamiento de canales.

Es muy importante que siga las siguientes recomendaciones:
  • Evitar morder comida muy sólida o dura (pan tostado, nachos, chicharrones, etc.)
  • Restaurar el tratamiento de canales antes de un mes.
  • Mantener buena higiene oral.
  • Reducir al mínimo la ingesta de azúcar en su dieta.
  • Dejar de fumar.